18 de Diciembre 2017 El período crítico para el control de malezas.




Por José M. Cichero.
Gerente de I&D Rainbow.
----

Los sistemas de manejo de malezas integrados exitosos, requieren una comprensión de las interacciones entre cultivos y malezas. Las malezas afectan el potencial de rendimiento de la soja al competir por recursos limitados como son la luz, el agua y los nutrientes, causando reducciones sustanciales en el potencial de rendimiento.                

El conocimiento de las especies de malezas en un campo, su capacidad competitividad, el patrón de emergencia y la densidad de la comunidad de malezas pueden usarse para desarrollar programas efectivos de herbicidas y otras prácticas de manejo para minimizar las pérdidas potenciales de rendimiento, la resistencia a herbicidas y contener especies de malezas agresivas. Algunas malezas poseen mayor capacidad competitiva que el cultivo de Soja, por lo que deben eliminarse cuando las malezas miden menos de 10-15 cm de alto, para minimizar la pérdida de rendimiento y mejorar la eficacia de los herbicidas aplicados. Según diversos estudios, las malezas pueden reducir el rendimiento de la soja en un 1% por día si no se controlan después de la etapa V2 a V3 de la soja. 

Por otro lado, resulta fundamental conocer la habilidad competitiva del cultivo frente a las malezas mediante el concepto del Periodo Crítico (PC). Básicamente, conocer el Período Crítico del cultivo es importante para poder determinar el  Periodo Libre de Malezas, o sea, el tiempo en que el cultivo debe estar libre de malezas, para que no se produzcan pérdidas importantes del rendimiento.

El PC indica la extensión o duración posible (en días, grados-día o etapas fenológicas) en el cual la presencia de malezas causa una disminución significativa del rendimiento potencial del cultivo. Este periodo se establece a partir de la construcción de dos funciones curvilíneas complementarias: la primera de ellas, involucra el estudio del efecto de las malezas que emergen junto con el cultivo, que son las que mayor impacto tienen en la determinación del rendimiento y permiten establecer el inicio del PC. La segunda función, incluye el estudio del efecto de las malezas emergidas en etapas más avanzadas del periodo de crecimiento del cultivo y permite conocer la finalización de este PC.

A partir del concepto de PC para el control de malezas se desarrollaron dos conceptos:

  • Periodo Crítico Control Tardío (PCTA) = Período máximo de tiempo que un cultivo puede convivir con la maleza desde su siembra sin afectar el rendimiento. Más sencillamente, define el período de aplicación de herbicidas en post-emergencia, sin afectar el rendimiento.
  • Periodo Crítico Control Temprano (PCTE) = Período mínimo en el que el cultivo debe permanecer libre de malezas para que su emergencia posterior no afecte el rendimiento. Permite definir la residualidad de los herbicidas pre-emergentes. 

Predecir el tiempo preciso del PCTE es difícil y la interpretación errónea puede llevar solamente a aplicaciones de herbicidas post-emergentes. El uso de herbicidas residuales pre-emergentes, más una aplicación de herbicidas post-emergentes planificada, es el mejor enfoque para evitar pérdidas de malezas tempranas y ayudar a proteger el rendimiento potencial de la soja.

Por todas estas razones, los herbicidas pre-emergentes proporcionan un mejor y más seguro control de malezas, incorporan distintos mecanismos de acción para el disminuir la tasa de generación de malezas resistentes y posibilitan un tiempo de aplicación más flexible para los post-emergentes o de “rescate”.